Blog

Omnicanalidad: la transformación del vínculo con el cliente

Desde siempre las pequeñas y medianas empresas han analizado la manera de acercarse a sus clientes, a fin de concretar las diversas necesidades comunicativas, tanto para enviar como para recibir mensajes. Así, el marketing, los comunicados empresariales, las ofertas, o la atención de consultas, se valieron de diversos canales para comunicarse, acorde a las necesidades de la empresa. Recién en las últimas décadas se comenzó a pensar en las necesidades del cliente.


Acercarse al cliente implicó, con el tiempo, ir adoptando múltiples canales. Inicialmente los medios tradicionales -infalibles por ser tan útiles a la fecha-, como lo son el teléfono o el correo electrónico. Luego, cada vez con mayor velocidad, se generan nuevos canales: la proliferación de dispositivos con capacidad computacional como teléfonos inteligentes y tabletas, entre otros, con diferentes tamaños de pantalla, teclados y funciones, han modificado las pautas comunicativas. Las nuevas tecnologías empujaron a las empresas a aggiornarse, para subsistir en el ecosistema, pero sobre todo, en la mentes de sus públicos y clientes.


Como resultado de ello, comenzaron a aparecer los nuevos  canales de comunicación tendientes a brindar más y mejores experiencias: aplicaciones amigables, interfaces intuitivas, que permitan ser navegadas fácilmente para encontrar rápidamente lo que se busca, canales simples y familiares. Dentro de esta tendencia digital, que sin dudas implicó una transformación en las empresas, se adoptó también el e-commerce (comercio digital) las redes sociales y los SMS, asegurándose poder hablar el lenguaje de sus clientes, o mejor, asegurándose estar al alcance de la mano del cliente... ¿o acaso la mayoría de nosotros no tiene descargado Instagram, Twitter o Facebook en su celular? Y ni hablar de WhatsApp con fines comerciales.


Tenemos consumidores cada vez más exigentes, requieren atención personalizada e inmediata, y experiencias integradas en todos y cada uno de los canales de una empresa, en consonancia vemos cada vez más empresas que toman cartas en el asunto. Así, ingresan en el camino de la omnicanalidad: no se trata -solamente- de tener múltiples canales, se trata de poder gestionar todos ellos de manera integrada a fines comerciales: va de la mano con un modelo de negocio interno superador. Es poder tener ‘todo en uno’ desde la gestión interna, y es por eso que es tan importante ser omnicanal. Sirve no solamente al cliente, es sumamente productivo a la gestión de la empresa, llegando a satisfacer necesidades de ambas partes.


Las empresas vienen apostando doblemente: a la transformación digital por un lado, y a la omnicanalidad por otro. No se sabe cuál fue antes, o cuál empujó a cuál. Lo que sí sabemos es que sin estas innovaciones y nuevas maneras de acercarse a los clientes, se pone en riesgo la imagen de la empresa, o peor aún, el vínculo con nuestros clientes.
 

Pedí una demo y te mostramos cómo ingresar a la Omnicanalidad mediante la integración con WhatsApp.

< Volver

Consultanos

Te podemos ayudar a agregar valor a tu negocio. Somos tu socio tecnológico.